El Abogado Extranjeria es un profesional que curso y finalizó estudios universitarios de Derecho (Licenciatura o Grado), desde hace algunos años además se le exige (previo a poder colegiarse) cursar un “Master Universitario de acceso a la Profesión”, además debe de incorporarse y estar de alta en un Colegio de Abogados como “ejerciente”, se encuentra sujeto a las responsabilidades derivadas de su actividad profesional.

Su trabajo es del prestar asesoramiento a las personas extranjeras sobre cómo llevar a cabo los trámites de extranjería, entre los que pueden encontrarse tramitar la nacionalidad, Arraigo Laboral, Arraigo Social, Permiso de Residencia por Familiar de Ciudadano de la Unión Europea, permisos de trabajo, refugio o asilo, reagrupación familiar, refugio o asilo, cancelación de antecedentes penales, y otros muchos.

También su trabajo consiste en ofrecer orientación, asesoramiento y defensa en procedimientos en los que se produzca la denegación de algún trámite, o incluso detenciones y expulsiones.

En cuanto a los honorarios, estos son variables y dependerán de que actuaciones se requiera que lleve a cabo el letrado, ya que no es lo mismo tramitar un expediente de nacionalidad que puede rondar un precio medio de 600 euros + 21% de IVA, que realizar la Defensa en Juicio que puede rondar desde los 1.750 euros + 21% de IVA, o incluso sobrepasar los 3.000 euros + 21% de IVA, y ello dependiendo del tipo de Juicio, de en qué tipo de Juzgado, etc.

Sin duda para cualquier trámite de extranjería y/o inmigración, contar con un Especializado Abogado Extranjeria Madrid es desde luego la mejor opción y la más rápida y eficaz a la hora de realizar cualquier proceso de extranjería.

Es importante recordar que los abogados son los que mejor conocen todos los aspectos legales y los procedimientos que son necesarios para poder llevar a cabo cualquier trámite que se necesite. Su trabajo es fundamental si no queremos encontrarnos en una situación en la que perdamos tiempo y/o gastemos en trámites innecesarios.